natalia@laspalabrasteatro.com

Teatro para la vida

Cuando decimos que hacer teatro nos hace bien, respondemos desde el sentir, desde lo que sucede y pasa por nuestro cuerpo, nuestra cabeza y nuestro corazón. Cuando nos encontramos con la ciencia, afirmamos nuestra respuesta, desde su propia legitimidad. Ahora, confirmamos que nuestro “sentir” indica lindos caminos, buenos y sobre todo poderosos, no sólo para uno mismo, sino para la comunidad donde se inserta y eso es contagioso en efecto doppler para los círculos que le siguen.

Yo no tengo dudas que el teatro hace bien al cuerpo, a la cabeza y al alma. Para mí, el teatro no sólo es mi lenguaje fundante, sino mi manera de vincularme con las personas. El teatro es el anteojo que no tengo, es la red que me protege, la caricia cercana y la sonrisa. La preocupación y la fuerza, el estremecimiento y la vibración profunda. Para mí el teatro es difícil de cerrar, de concluir, de definir… Mi amiga querida Sole Quiroga, me compartió esta nota publicada por Teatralízate.cl y me hizo reflexionar… y tuve que escribir. El teatro es cuerpo, es cabeza y el corazón, nada más unido, nada más poderoso. Ojalá todos en algún momentos de sus vidas puedan jugar al teatro, combinando todo esto que somos y que no somos, con el fin de regresar a una mejor versión de nosotros mismos.

Aquí la nota completa: http://www.teatralizate.cl/10-razones-cientificas-teatro-salud/

DSC_0959

Por Natalia Herrera