natalia@laspalabrasteatro.com

Primera llamada, primera: Guadalajara.

Viernes 20 de febrero de 2015. Guadalajara, México.

Se me ha agrandado el corazón. Ver a estos profesionales jóvenes y adultos envueltos en ¿QUÉ NOS IMPORTA? me estremece. .. pufff pienso qué lindo que es compartir algo así! Y ya me lo dijo Circee una de mis anfitrionas bien grosas “¡Qué bueno que te animaste Natalia!”. Y la verdad es que es algo que vengo reflexionando durante todo el viaje… ¡qué genial que me animé a vivir todo esto!

Llegué muy temprano a la estación de Guadalajara. Me senté a trabajar y repasar el taller hasta que amaneciera. Me comí el sanguchito bienvenido que me dieron en el bus. Y me puse a ver las fotos, con la música de cada eje y se me venía mucha historia encima. En las fotos está mi familia, amigos, alumnos viejos y nuevos, conocidos y no tanto. Gente que confió en que podía hacerlo.

Y aquí me ven… llegué a una sala muy hermosa del ex convento Del Carmen en la colonia Centro. Me estaban esperando Circee y Karla. Divinas mujeres llenas de teatro. Ellas sin conocerme me abrieron la puerta de GDL y convocaron a gente para que compartiera esta experiencia. Me puse mi remera firmada por mis monos, un rato las medias de Olga para concentrarme e iluminarme, y salí al taller.

guadalajara

Me encontré con gente muy hermosa. María y su hijita June, Xochitl, Jesús, David, Marcos, Julián, Circee, Karla, Beatriz, Paloma, Estreya, Elvia, Erika. Vi en ellos escenas fuertes, increíbles, distintas, llenas de compromiso, de amor. Esas escenas que hice mil veces con mis monos de Río Tercero. Estas escenas, a las que siempre le ponemos todo, fueron rellenas de chile mexicano y me acompañó un argentino que está viviendo por aquí y se sumó. Fuimos parte de un nuevo ¿QUÉ NOS IMPORTA? Y verlo en ellos fue increíble. Fue verdaderamente muy fuerte. Años de trabajo, ensayos, juegos, pruebas y cambios, actores nuevos y viejos, robadas de bocadillos… todo eso estábamos pasando a quienes con mucho gusto se estaban sumando. A quienes también les importa y mucho. A los que vamos a dejar de quejarnos para hacernos cargo: Muchos yo (con tonada mexicana y los sho de dos argentinos desplegados por la escena). Árboles que crecieron distintos, que los talaron y volvieron a crecer. Nuevos compromisos. Líneas de puntos y caretas más variadas. Más personajes de Mi Vida, más adjetivos para hacer. Más y más abrazos. Más postales intercambiadas. Más intervenciones a mi libro. Más ¿QUÉ NOS IMPORTA? dando vueltas por ahí. Tomando sus formas y colores. Gustos y necesidades. Más y más de todo lo que tenemos para nutrirnos.

Hoy me convencí una vez más que el teatro es una feliz herramienta para cambiar al mundo. Y así se siente en Argentina, Chile y ahora en México. .. Wowww! Gracias por tanto amor… ya tengo lo suficiente para seguir entregando… Después de mucha charla en casa de Circee, de hacerme amiga de su perra bella Maya, de conocer a su hermosa familia. Me bañé y me dormí. Había sucedido mucho. Pienso que la vida tiene todos estos encuentros que celebro, disfruto y vuelvo a agradecer…

gdl 1

Por Natalia Herrera